Cambiando las estadísticas con Thinkfund

ImageComo Coca-Cola, nos hemos propuesto cambiar las estadísticas. Al menos la conclusión del estudio “Radar de la cohesión social” llevado a cabo por la Fundación alemana Bertelsmann y la Universidad Jacobs de Bremen en el que se afirma que “el bajo grado de solidaridad de los españoles podría ser una amenaza para la cohesión social”.

Pero, ¿a qué se refiere la cohesión social? Es grosso modo la solidaridad entendida como cooperación y apoyo a los conciudadanos.  No estamos muy de acuerdo:

–       Nuestro país es desde hace 21 años la primera potencia mundial en donación y trasplante de órganos.

–       Más de 4,5 millones de personas trabajan como voluntarios en alguna institución u ONG. Esta cifra ha aumentado un 20% en el último año.

–       El 9% de la población española colabora económicamente (de forma regular o puntual) con causas sociales.

–       Otras

Si no hay dinero, al menos si hay imaginación. Los recortes que han afectado tanto al sector público como al crédito bancario han allanado el terreno al crowfunding, o financiación compartida, en el mercado español.

Hace unos pocos meses conocíamos que un importante equipo de científicos españoles había conseguido fondos para la compra de un equipo informático y un lector de imagen para sus investigaciones. Admitían donaciones desde 10 hasta 2.000 euros para conseguir 25.000 euros, y lo consiguieron.

El crowfunding es un método de cooperación colectiva para obtener financiación que invierte o dona una suma de dinero determinada a cambio de una rentabilidad social. Ahora, gracias a Thinkfund, estos proyectos pueden canalizarse a través de una plataforma en internet que sirve para poner en contacto a promotores con “mecenas” y que da oportunidad a todo el mundo para que haga ese “algo” por los demás que a todos se nos ha pasado por la cabeza.

Es posible recoger desde sumas de dinero muy pequeñas a otras mucho mayores. De este modo, permite que cada uno se involucre de la manera que quiera y pueda. Por suerte, las redes sociales nos ayudarán a madurar este proyecto porque son el lugar perfecto para compartir y donde se comprueba a diario que, cuanto más das, más recibes.

El fenómeno del crowfunding está cambiando las estrategias de financiación de muchos proyectos culturales, artísticos, asistenciales, sociales y solidarios. ¿Quieres formar parte de la historia?

¡Prueba Thinkfund! ¡Ya somos realidad!

http://www.thinkfund.es/

Pablo Belmonte

Thinkfund

Advertisements

Copiar es bueno

La semana pasada, en nuestro primer post, os hablamos de Justgiving, el modelo británico que nos inspiró para crear en España una plataforma similar. Insistimos, no es nuestra competencia, es nuestra inspiración.

En un artículo de hace un par de años, David K. Levine, profesor de Economía en la Universidad de Washington en San Luis (Misuri), aseguraba que “copiar es bueno, porque donde primero había una idea, después tenemos dos. La mía es una copia, pero la puedo usar”. Y se ponía a sí mismo de ejemplo del efecto positivo de la copia: “Los alumnos me pagan por enseñarles mis ideas. Después, ellos podrán utilizarlas para convertirse en profesores”.

Y eso es lo que hemos hecho. ¿Para qué inventar la rueda? Será mejor colocarla en alguna parte que permita a la máquina correr más. Hemos “copiado” a JustGiving

Toni González, en su blog Cultura es Política analiza como “a pesar de que las plataformas de crowdfunding han tenido un considerable éxito en los últimos años, aun está por llegar otro tipo de plataformas que recaudan fondos para organizaciones, campañas o los populares retos (challenges). Las plataformas digitales tipo “JustGiving” o “Virgin MoneyGiving” del Reino Unido, están floreciendo en muchos países como centros de recaudación de fondos para entidades sin ánimo de lucro. Aunque no únicamente recaudan fondos, también ofrecen una amplia serie de servicios y tecnologías digitales para facilitar el encuentro de quien está necesitado de fondos con sus seguidores.

Si queréis conocer algunos proyectos de JustGiving que han tenido repercusión en nuestro país os dejamos un par de enlaces interesantes.

http://clochards.wordpress.com/2011/08/25/fundraising-el-caso-de-justgiving/

http://www.unicef.es/taxonomy/term/638

La otra opción es probarlo… en Thinkfund ¿Os animáis?

Alberto Reguero

Thinkfund

Nace Thinkfund

La crisis no es un impedimento para la solidaridad, y de hecho, según datos del Ministerio de Hacienda, 300.000 personas más marcaron la casilla de fines sociales de su declaración de la renta en 2012 respecto a las cifras de 2011. En total, más de nueve millones y medio de personas destinaron un porcentaje de sus impuestos a entidades solidarias.

Tomando como indicador estos datos, se puede afirmar que es un buen momento para las ONGs y organismos de ayuda social y gracias a la colaboración ciudadana se pueden poner en marcha centenares de proyectos orientados a la cooperación al desarrollo, a la educación, o al medioambiente, entre otros fines.

Partiendo de la idea de que la gente es generosa por naturaleza, y más en tiempos de crisis, ha nacido Thinkfund, una plataforma que difunde proyectos de entidades solidarias para que gente comprometida recaude fondos entre sus amigos y amigas con el fin de ayudar económicamente a realizarlos. La idea es sencilla: aprovechar el entorno digital para poner en comunicación a entidades solidarias con personas que quieran colaborar con ellas.

La parte más atractiva y novedosa de Thinkfund es que los “agentes activos”, ya sea de manera individual o formando un grupo, se involucran vivamente en la recaudación de fondos para la entidad solidaria informando e invitando a donar a su círculo de contactos. De esta manera se abre una vía de financiación alternativa para las entidades solidarias, promovida por personas comprometidas a través de internet.

Inscribirse en la web www.thinkfund.es es gratuito, tanto para particulares como para entidades y el proyecto se financia cobrando una pequeña comisión de las donaciones. Este modelo está inspirado en otros como Justgiving, en los que personas motivan a su entorno a colaborar con los que más lo necesitan poniendo de relevancia valores como la amistad y el compromiso.

Ahora va a ser más fácil ayudar. Entre todos vamos a construir el mundo que queremos ver.

Equipo Thinkfund